Posts tagged ‘decisión’

12 octubre 2010

Decidir

Llevo ya muchos años viviendo con la sensación de que no llego. ¿A qué? No lo sé. A todo. A nada. A abarcar ni una mínima parte de todo lo que ofrece la vida. Los días, las semanas, los meses pasan, y una vez más, hoy no he hecho nada. ¿Os suena?

– ¿Qué has hecho hoy?
– Nada.

Traducción: Hoy no he hecho nada que yo considere importante ni valioso, ninguna de las cosas que me gustaría hacer o que creo que debería estar haciendo. De todas las cosas que he hecho, ninguna merece llamarse algo. No he hecho nada.

Esto está más visto que el tebeo, y basta con asomarse por Google para comprobar la cantidad de blogs sobre productividad, sistemas de organización para tu vida y programas informáticos para la gestión del tiempo que pululan por ahí. De modo que no me voy a explayar mucho más.

A donde yo iba es… Entonces, ¿la solución es hacer algo?

La lógica me dice que no. Ya hacemos algo. Ya hacemos montones de cosas a lo largo del día, pero no nos satisfacen. Tendríamos que hacer algo especial, algo que consideremos valioso, quizás algo que queríamos hacer desde hace mucho tiempo. Hay que aprender a pilotar un avión, o a hacer macramé, o echarse novia.

¡MEEEEEEC! ¡Error! Porque, increíble pero cierto, basta con hacer cualquier cosa para que de pronto nuestra alegría de vivir se dispare cual beneficios de multinacional. Violentando mi natural modestia, me pondré de ejemplo y contaré que ahora mismo estoy dedicando entre seis y nueve horas a la semana a una cosa que ni siquiera me apetecía hacer y que desde luego nunca ha estado en mi lista de prioridades. Y estoy encantada, oiga. Y no sólo eso: me está dando energías para acometer otra serie de cosas que, curiosamente, sí que quería hacer. Y al obligarme a hacer reorganización general, de pronto las cosas que ya hacía antes, y que no tenían valor, comienzan a tener sentido.

Además… ¿de dónde coño he sacado entre seis y nueve horas a la semana? ¿Dónde estaba ese tiempo? Curioso, ¿no?

Es pronto para hablar, porque también pasa que a veces vemos la luz al final del túnel y resulta que era un tren de mercancías con los frenos rotos. Pero aquí estoy y esto es lo que está pasando, ahora.

De modo que, y llego ya por fin al quid de la cuestión, todos esos malditos libros de autoayuda tenían razón (lo siento, lo siento, pero es cierto), y lo que hay que hacer es empezar a hacer algo distinto. Y la clave está en que eso nuevo que comiences a hacer no sea algo que te venga impuesto, o que se derive de la inercia natural de cómo llevas tu vida. La clave está en que lo elijas tú.

Choose

Otro día, más.